MESA 
DIRECTIVA

Renato photo.jpg

Renato Olmedo Gonzalez

Miebro de la Mesa Directiva

Renato Olmedo-González es un inmigrante queer apasionado por las artes y el cambio social. Nacido y criado en Guadalajara, México, Renato llegó a los Estados Unidos como inmigrante indocumentado cuando tenía 15 años. Como estudiante en la Universidad de Utah, comenzó su carrera profesional con dos organizaciones culturales con sede en Utah, Artes de México en Utah y el Instituto Mestizo de Cultura y Artes, donde creó proyectos de arte basados en la comunidad en todo el estado, además de curando más de una docena de exposiciones de artes visuales que exploran cuestiones de raza, género, identidad personal y ciudadanía cultural.

 

Poco después de recibir su ciudadania y obtener una doble licenciatura en historia del arte y estudios latinoamericanos, Renato se unió al Consulado de México en Salt Lake City como Jefe del Departamento de Asuntos Comunitarios. En este cargo, implementó programas basados en la comunidad diseñados para empoderar a las poblaciones de inmigrantes latinx en todo Utah y el oeste de Wyoming. Renato regresó al campo de las artes y la cultura cuando se unió al Museo de Bellas Artes de Utah (UMFA) como Gerente de Donaciones Anuales. En la UMFA, dirigió los esfuerzos de financiación anual del Museo. Actualmente, Renato se desempeña como Gerente del Programa de Arte Público para el Consejo de Artes de Salt Lake City. En esta función, Renato es el curador principal de proyectos de arte público ubicados en todo Salt Lake City y sus responsabilidades incluyen administrar e implementar todos los aspectos del Programa de Porcentaje por Arte de la Ciudad.

 

El trabajo de Renato en el campo de las artes y la cultura ha obtenido el apoyo de organizaciones artísticas regionales y nacionales, incluido el programa Líderes Emergentes de Color de WESTAF y el Instituto Nacional de Liderazgo de la Asociación Nacional de Artes y Culturas Latinas (NALAC). Fuera del trabajo, a Renato le gusta coleccionar música en vinilo, ver reality shows en televisión, leer libros de autores españoles y latinoamericanos, tequila y mezcal, y jugar con Diego, su perro adoptivo Papillon de seis años.