CFEW.png

La Ley de Ciudadanía para Trabajadores Esenciales brinda a los trabajadores esenciales indocumentados un camino rápido, accesible y seguro hacia la ciudadanía, comenzando con un ajuste inmediato de estatus a residente permanente legal. Esta legislación es una parte fundamental de una recuperación de COVID-19 justa e inclusiva.

¿QUIÉNES SON LOS TRABAJADORES ESENCIALES INDOCUMENTADOS?

  • Desde conserjes que limpian los pisos de los hospitales hasta trabajadores agrícolas que recogen las cosechas de Estados Unidos, hasta técnicos de emergencias médicas y enfermeras que salvan vidas, los trabajadores esenciales indocumentados han hecho los trabajos que no se pueden hacer de forma remota: arriesgar sus vidas para que otros estadounidenses no tengan que hacerlo.  

  • De los aproximadamente 5 millones de trabajadores esenciales indocumentados, alrededor de 1 millón se definirían como "soñadores" según la Ley de Promesas y Sueños Americanos, y muchos de ellos tienen el estatus de DACA. Los otros 4 millones de trabajadores esenciales indocumentados carecen en gran medida de protección contra la deportación, lo que significa que un trabajador considerado esencial hoy podría ser deportado mañana.  

¿QUÉ HACE LA LEY DE CIUDADANÍA PARA LOS TRABAJADORES ESENCIALES?

El Ajuste de Estatus a Residente Permanente Legal bajo la Ley de Ciudadanía para Trabajadores Esenciales está abierto a cualquier trabajador no ciudadano en los sectores de:

  • Cuidado de la salud

  • Agricultura

  • Construcción

  • Respuesta de emergencia

  • Saneamiento

  • Comida

  • Restaurantes

  • Hoteles y hostelería 

  • Procesamiento de carne, pescado y aves 

  • Trabajo doméstico

  • Cuidado de niños

  • Recuperación de desastres

  • Atención domiciliaria y residencial

  • Fabricación

  • Almacenaje

  • Transporte y logistica

  • Limpieza

  • Servicios de lavanderia

  • Cualquier otro trabajador que el Departamento de Seguridad Nacional o el gobierno local o estatal considere esencial.

 

La Ley de Ciudadanía para Trabajadores Esenciales también incluirá a los trabajadores indocumentados que trabajaron en industrias esenciales pero perdieron el empleo debido a COVID-19, incluido el dejar el trabajo debido a condiciones laborales inseguras, así como a los familiares indocumentados de un trabajador esencial que murió por COVID-19.

 

Los solicitantes de ajuste de estatus deberán pagar una tarifa razonable y pasar por una verificación de antecedentes. Toda la información proporcionada o divulgada en una solicitud para esta ley no se puede utilizar con fines de ejecución.  

 

La Ley de Ciudadanía para Trabajadores Esenciales también tiene como objetivo preservar la unidad familiar al derogar las prohibiciones de tres y diez años para el reingreso a los Estados Unidos.

 

 

¿POR QUÉ APOYAR LA LEY DE CIUDADANÍA PARA LOS TRABAJADORES ESENCIALES?

Los trabajadores indocumentados han sido esenciales durante la pandemia y serán igualmente esenciales durante la recuperación. Más de 60 importantes economistas presentaron recientemente ese caso en una carta pidiendo a la administración Biden a incluir un camino hacia la ciudadanía para inmigrantes indocumentados como parte del alivio de COVID-19, señalando que tal política aumentaría la prosperidad y reduciría la pobreza para todos los estadounidenses.

 

Esta legislación es el camino independiente más amplio hacia la ciudadanía propuesto por el Congreso para cualquier grupo específico de trabajadores inmigrantes y puede ser parte de un paquete de recuperación económica y de ayuda COVID-19 más amplio.  

 

 

FUENTES:

[4] https://www.fwd.us/wp-content/uploads/2021/02/Economists-Letter-on-Legalization-and-Recovery.pdf