top of page

Fortalecer a las comunidades hispanas y latinas

El consumo de tabaco en la comunidad hispana frecuentemente es el resultado del enfoque intencional de la industria tabacalera. Aprenda sobre esta historia, los recursos disponibles para los hispanos en Utah, y la importancia de encontrar a una comunidad que le ayude a dejar el tabaco y los productos de nicotina.


El consumo de tabaco y sus efectos negativos a la salud afectan desproporcionadamente a determinadas comunidades en todo el mundo. En el caso de las comunidades hispanas y latinas, esto se debe en gran medida a que la industria tabacalera usa el significado cultural y sagrado del tabaco para dirigirse a las personas con sus productos.

Es esencial entender esta historia, crear conciencia, y brindar apoyo a las personas que buscan dejar la nicotina. En Utah, donde aproximadamente el 13% de la población se identifica como hispana o de ascendencia latina, dos organizaciones trabajan incansablemente para apoyar a las personas en su trayectoria para dejar de fumar. Centro Hispano y Comunidades Unidas cuentan con amplios programas e iniciativas enfocadas en conectar a los miembros de la comunidad con recursos esenciales. A través de clínicas de salud móviles, ferias de salud y programas integrales de prevención del tabaquismo, estas organizaciones se aseguran de que las personas tengan acceso a proveedores de cuidado primario, exámenes de detección y servicios para dejar de fumar, tales como líneas para dejar de fumar o líneas de ayuda. Junto con representantes del Centro Hispano y de Comunidades Unidas, abordaremos la historia de la lucha contra el tabaco, revisaremos los recursos disponibles para los hispanos en Utah y discutiremos por qué es tan importante encontrar una comunidad que le ayude a dejar de fumar.


Educando Temprano: En colaboración con nuestro grupo local Latinos In Action, el Centro Hispano educa a los jóvenes sobre el proceso legislativo y visitan el Capitolio del Estado.


La industria tabacalera tiene antecedentes de enfocarse en la comunidad hispana. La industria tabacalera tiene un historial del uso de tácticas para manipular a las personas y explotar sus culturas. María Montes de Comunidades Unidas explica que la dualidad del significado histórico del tabaco agrava aún más el problema, diciendo: “Históricamente, el consumo del tabaco ha sido sagrado entre las comunidades indígenas. Nuestro entendimiento del tabaco proviene de un espacio espiritual. Pero luego también nos envolvemos como una comunidad multirracial y vemos que el tabaco también está enraizado en la esclavitud de nuestra gente.” Ella continúa: “Hay una dualidad que tiene el tabaco. Nosotros entendemos [al tabaco] como algo que ha sido históricamente espiritual para noƒlas tsotros, y también ha estado a la raíz de gran parte del dolor y las injusticias a las que nuestra gente se ha enfrentado y continúa enfrentándose en la actualidad.” Las tácticas de comercialización se siguen usando hoy en día. Las compañías tabacaleras donan dinero a fundaciones hispanas/latinoamericanas, asisten a celebraciones culturales y abren puntos de venta en zonas altamente pobladas por comunidades hispanas y latinas. Incluso comercializan ciertos productos de tabaco como un medio de asimilación a la cultura estadounidense. Estas estrategias tienen como objetivo beneficiarse de la tensión, del estado de documentación, y de los lazos culturales de la comunidad. Abraham Hernández del Centro Hispano explica que las compañías tabacaleras se enfocan en los nuevos inmigrantes, especialmente aquellos que provienen de países donde el consumo de tabaco es la norma. “Se enfocan en ellos como una forma de decir ‘continúa expresándote de esa manera’. Por lo tanto, se están enfocando en la cultura y las tradiciones, especialmente cuando hablan con personas que vienen a este país pensando ‘Tengo que dejar de ser lo que solía ser.’” Las consecuencias de esta focalización son preocupantes, ya que cada año se diagnostica cáncer relacionado con el tabaco a más de 43.000 hispanos, lo que provoca más de 18.000 muertes en Estados Unidos. Abraham explica que los hispanos, a menudo compuestos por inmigrantes recientes, son más susceptibles a estas tácticas de marketing, ya que buscan mecanismos para hacer frente al estrés ymantener sus tradiciones culturales.


Informada y Empoderada: La líder comunitaria, María (en rojo), habla con los padres de familia sobre la importancia de participar en el proceso local de la toma de decisiones, y los invita a participar en una reunión en casa de Comunidades Unidas. Recursos para la comunidad hispana en Utah Para combatir la influencia de la industria tabacalera, es crucial que los hispanos tengan conocimientos y recursos que le ayuden a dejar el tabaco y los productos de nicotina. Comprender las estrategias específicas de enfoque utilizadas por las compañías tabacaleras puede ayudar a las personas a tomar decisiones informadas. “Hemos visto a las compañías tabacaleras evolucionar con el tiempo para adaptarse al constante cambio de la cultura pop”, explica María. “Hemos visto a las compañías tabacaleras adaptarse; por ejemplo, en las décadas de 1960 y 1970, se redefinieron como parte inherente del movimiento contra la guerra. En la década de 1990 se incrustaron en el tejido de lo que significaba ser feminista.” Ella continúa: “Y de manera similar, lo hicieron con nuestra comunidad, ¿verdad? Comenzaron a enfocarse en las personas de nuestra comunidad para vender productos de tabaco estableciendo tiendas dentro de nuestras comunidades. Por lo tanto, sabemos que los fabricantes de tabaco y los minoristas de tabaco son más propensos a establecerse y vender sus productos en tiendas de conveniencia y otros espacios que tienen proximidad a comunidadesmultirraciales muy pobladas.” Por desgracia, los hispanos tienen menos probabilidades de recibir consejos sobre cómo dejar de fumar por parte de los profesionales sanitarios en comparación con sus contrapartes blancos, lo que subraya la necesidad de una mayor concienciación y acceso a recursos culturalmente competentes para dejar de fumar en su idioma. Organizaciones como Comunidades Unidas y Centro Hispano ayudan a proporcionar algo más que esfuerzos y recursos para dejar de fumar. Reconocen que abordar el consumo del tabaco implica mucho más. Ellos proporcionan programas de desarrollo de liderazgo para adultos, y espacios seguros para que los jóvenes desarrollen una comunidad, enfatizando que superar la adicción al tabaco se basa en la creación de entornos de apoyo que promuevan un sentido de pertenencia y reduzcan el estrés. María dice de Comunidades Unidas: “[Tenemos] conversaciones con miembros de la comunidad sobre la historia del tabaco… para que las personas puedan tomar una decisión informada sobre los productos en sí.” Ella agrega: “Contamos con un programa de desarrollo de liderazgo para adultos llamado Promueva el Programa, donde ellos aprenden sobre las oportunidades que tienen para liderar en su comunidad. Y los retamos a liderar las campañas, los temas que importan a las personas en sus comunidades con el apoyo de nuestra organización y comunidades.” Para los jóvenes en su comunidad, crearon un programa llamado Nuestras Voces, cuyo objetivo es crear un espacio seguro para los jóvenes, desarrollar sus habilidades de liderazgo, y trabajar en los asuntos que les preocupan. Organizaciones como Centro Hispano y Comunidades Unidas desempeñan un papel vital conectando a las personas con recursos esenciales, fomentando la participación de la comunidad, y capacitandola sobre la historia y las consecuencias del tabaco. Juntos, podemos adoptar una postura en contra de la industria tabacalera y crear entornos más saludables y libres de humo dentro de la comunidad hispana. “Es realmente estar ahí en persona. Y así es como funciona nuestra comunidad. Nuestra comunidad es cara a cara, interpersonal, uno a uno”, dice Abraham. Si usted o alguien que usted conoce está buscando apoyo para dejar de consumir tabaco o nicotina, comuníquese con el Centro Hispano y Comunidades Unidas, o visite WaytoQuit.org o DejeloYa.org.



Edificando a la Comunidad: El Centro Hispano mantiene vivas las tradiciones y se prepara para el Día de los Reyes Magos, donde cada niño y niña de 0 a 12 años de edad recibe un juguete de los Reyes Magos.



Comments


bottom of page